ESCOGEOS HOY A QUIEN SIRVAIS

ESCOGEOS HOY A QUIEN SIRVAIS    (Josué 24:15)

 La voluntad de Dios es bendecir al hombre.   Su voluntad es  que el hombre viva en prosperidad, en salud y en  paz.
En la mayoría de los casos  no sucede así.
¿Qué por qué?  Pues,  porque en el corazón del hombre hay pecado, hay rebeldía, hay idolatría e incredulidad.
El hombre no se da cuenta de lo maravilloso que es vivir para Dios.
El líder del pueblo en aquel entonces, Josué, habla con el corazón en la mano.
Este, pues, es el reto que lanza al pueblo: Escogeos hoy a quien sirváis
1) “ESCOGEOS
a) Durante toda nuestra vida tomamos decisiones.
Algunas decisiones de poca importancia las tomamos todos los días:- ¿Qué hacer para comer?  Si hago arroz mi marido dirá, “otra vez arroz”, pero claro es lo que a mis hijos más les gusta.
¿Qué ropa ponerme para salir?  Si me pongo el vestido nuevo, a lo mejor mis amigas me dirán, ¡qué guapa que  estás hoy!  En cambio si me ve la vecina pensará “¿Y adónde va esta tan arreglada?”
¿Y qué diremos de elegir un par de zapatos nuevos?
Hay otras decisiones mucho más importantes, como elegir con quien te vas a casar.
Elegir donde trabajar o donde vivir.
Elegir si operarte o no por algún problema de salud o cuestión de estética.
b) Dios dice, Escogeos hoy a quien sirváis  porque El nos ha dado una voluntad para escoger.
El dice, por ejemplo,”Os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues la vida, para que vivas tú y tu descendencia”. (Deut.30:19)
La historia de la humanidad es una historia de decisiones equivocadas y mal tomadas.
El hombre ha escogido seguir sus propios caminos. Son caminos que le han llevado a la violencia el odio y la muerte.
Dios afirma que: “Hay camino que al hombre le parece derecho, pero su fin es camino de muerte.”
Desde el primer día, el hombre empezó mal.
Dios quiso probar su voluntad:-  Le dijo a Adán: “de todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”
Estaba bien claro;  no había lugar a dudas.
Pero: ¡Qué fracaso!  ¡Qué desilusión!
El hombre escogió desobedecer a Dios,  eligió ir en contra de la voluntad de Dios.
Desobedecer a Dios produce consecuencias nefastas.
¿Por qué hizo Dios las cosas así?
¿Por qué creó Dios al hombre capaz de desobedecerle y pecar?
¿Por qué puso en el huerto un árbol prohibido?
¿Por qué permitió Dios que el hombre fuese tentado?
Pues, para que el hombre tuviera la oportunidad de demostrarle su amor.
SIN LA TENTACION NO PUEDE HABER LA ELECCION.
SIN LA ELECCION NO PUEDE HABER NINGUNA PRUEBA DEL AMOR.
Dios nos creó así porque El no quiere la obediencia fría y mecánica.
No quiere robots o marionetas movidas por los hilos
Dios quiere el amor espontáneo de nuestros corazones.
Sin el libre albedrío el hombre habría sido como una maquina.
Dios sólo encuentra satisfacción en nuestra decisión tomada libremente de amarle con todo nuestro ser.
Escogeos hoy a quien sirváis 

c) la reacción ante Su amor: es difícil reaccionar en contra de una persona que obviamente te ama, aunque a veces te tiene que corregir.
Desde  Centro Cristiano de Castellón, queremos decirte de todo corazón que Dios nos ha demostrado  su amor de muchas maneras:   ha hecho todo lo posible para que el hombre viva feliz, que tenga paz y que disfrute de salud y bienestar.
Pero el hombre ha despreciado el amor de Dios, ha quebrantado las leyes de Dios, le ha sido infiel y desleal.
¿Qué hizo Dios ante este rechazo?
¿Dijo, “ya estoy harto, mi paciencia tiene un límite, no hay más remedio que eliminar a la raza humana?
¡NO! ¡NO! Y ¡NO!  ¡Dios es amor! – “Dios muestra Su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8)
Siendo pecadores culpables, rebeldes e incrédulos, Cristo nos amó y dio Su vida por nosotros.
Escogeos HOY a quien sirváis 
2) “HOY”
No hay tiempo que perder;  no conviene posponer la decisión.
Es un asunto de vida o muerte
¡De esta decisión depende tu destino eterno!
Las personas se preocupan un montón por las cosas que suceden aquí en esta vida.
Hacen todo lo posible por enriquecerse.
No es de sorprender que Jesús pregunte, “¿Qué aprovechará al hombre, si gana todo el mundo, y pierde su alma?” (Mateo 16:26)
“HOY”,  no puedes contar con el día de mañana. “Ahora oíd esto, vosotros, los que decís: Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad, y pasaremos allí un año haciendo negocios y ganando dinero,  y ni siquiera sabéis lo que será  de vuestra vida mañana. Sois como una neblina que aparece por un momento y en seguida desaparece.”  (Santiago 4:13,14)
No hay mejor momento para decidirte ahora que lees la Palabra de Dios  y  el E.S. está hablando a tu conciencia y a tu corazón.
Escogeos hoy a quien sirváis 
3)”A Quién Sirváis”
a) Servir: esto ya no gusta tanto;  nos gusta más mandar y ser el amo.
Los hijos de Israel le dijeron a Moisés: “¿Quién te ha puesto por gobernante y juez sobre nosotros?”    Estaban diciendo, “No te necesitamos,  podemos arreglárnoslo muy bien gracias.”
¡Qué patético!  Eran esclavos y rechazaban al que venía dispuesto a sacarles de la esclavitud.
Estaban demasiado acostumbrados a su esclavitud.
Pasa lo mismo hoy también: el hombre es esclavo del pecado,  del vicio, del diablo y del mal.
Está tan acostumbrado a su condición que ni siquiera se molesta en buscar una solución;  le gusta el pecado.
b) Los amos: Existen varios amos: Por una parte el diablo y el pecado;  y por otra parte Jesucristo.
Jesús dijo: “todo aquel que hace pecado esclavo es del pecado.”
Josué dijo: Escogeos hoy a quien sirváis;  Yo y mi casa serviremos al Señor. 

No te guíes por lo que dicen otros,  guíate por lo que dice Dios.
Dios te dice que te arrepientas de tus pecados,  que creas en Cristo como tu único Salvador y que Le entregues las riendas de tu vida.
Si no estás sirviendo al Señor,  será porque estás sirviendo tus propios intereses.
La Palabra  de Dios para ti  es:-   Escogeos hoy a quien sirváis;  Yo y mi casa serviremos al Señor. 

El Señor te dice: “ven a mí, ponte bajo mi autoridad,  Yo te  libraré,  Yo romperé las cadenas, quebrantaré el poder del mal en tu vida,  pondré un nuevo fundamento,  restituiré los años malgastados.”
¡Decídete hoy a quién vas a servir!
 Desde  Centro Cristiano de Castellón, queremos decirte que ha llegado la hora de poner tu fe y confianza en Jesucristo para tu salvación eterna. 
Ha llegado la hora de la decisión,  la hora que puede cambiar tu destino para siempre.
Habla con Dios ahora mismo.    Puedes decirle algo así, “Señor Jesús, reconozco que he vivido egoístamente, que he vivido sin ti.  Reconozco que te he dado la espalda y  que he sido incrédulo. Me arrepiento de mis pecados y de mi incredulidad.  Ayúdame a tener fe  y  a creer en ti de todo corazón. Por favor, perdóname y sálvame.  Por favor, cumple tu propósito en mí. Gracias por  escucharme y  amarme.”
Bueno, nos encantaría conocerte y saludarte.  Con toda confianza y sin ningún tipo de compromiso, puedes comunicarte con nosotros al 964 211242, o mejor aún, visítanos en Centro Cristiano que está en Castellón en la Avda.Gran Vía Tárrega Monteblanco, núm. 11.  
Con mucho gusto te atenderemos.   Estamos  los días domingos  a   las 10’00 de la mañana y también a las doce, los miércoles a  las 10 de la mañana y  las 7‘30 de la tarde y los viernes a las 8’30 de la noche.    Los sábados hay actividades para los jóvenes. 
Aquí en Centro Cristiano oramos por los enfermos y necesitados.  Dios hace milagros y maravillas.  Dios te ama y tiene un propósito especial contigo. Disfruta con nosotros de la presencia de Dios, de la predicación de la Palabra, de las alabanzas y la música.  Tenemos actividades para toda la familia. 
Visita nuestra página web:- www.centrocristianocs.com
Si necesitas consejería personal, llámanos o visítanos,  te ayudaremos.  El número de teléfono para recibir más información es el siguiente: 964 21 12 42.   
También podrás encontrar  Centro Cristiano  en las siguientes ciudades de la provincia de Castellón:- en Onda,  Oropesa,   Villarreal y  La Vall d’Uixó    Búscanos. 
Te invitamos a compartir con nosotros la aventura más grande y maravillosa que existe:-  la aventura de conocer a Jesucristo y vivir para El.
No lo olvides, ¡cuándo todos te abandonan, Dios sigue contigo! 

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada